La utilización de los bloques de cáñamo en el suelo permite aislar las baldosas y es adecuado como soporte al aplicar una capa de hormigón. Gracias a los bloques de cáñamo de IsoHemp, se puede aislar el suelo más rápido que nunca, tanto si se trata de un proyecto de renovación como de una nueva construcción. Esta solución técnica es rápida y sencilla. El producto que se coloca está seco, lo que permite realizar el acabado muy rápidamente.

Ventajas de los bloques de cáñamo para el aislamiento de los suelos :

  • Excelente resistencia a la compresión (15 T/m2).
  • Rápida ejecución y eficiencia, situación que lo hace un producto apetecido por un gran número de arquitectos/diseñadores.
  • Alta flexibilidad técnica, como por ejemplo la aplicación de calefacción en el suelo, colocar recubrimientos en la capa de compresión, etcétera.
  • Corte fácil y rápido.
  • Colocación del aislante en pocas horas en una vivienda completa: basta con colocar los bloques en el suelo de forma escalonada y, a continuación, verter una capa de hormigón armado de al menos 6 cm de espesor. Resultado: un efectivo proceso de aislamiento en el suelo sin asentamiento con una verdadera adherencia aislante/capa de compresión.

Dos sistemas de aislamiento en suelos con bloques de cáñamo

  • Baldosa - Bloque– Capa de compresión.
  • Macizo drenante (cimiento) – estabilizado – bloque – capa de compresión.

Los bloques de cáñamo también representan una solución ideal para:

Aislamiento en techados planos

Más información

Cada proyecto es único

Póngase en contacto con nosotros para definir la solución que mejor se adapte a su edificación. Toda la información está disponible en nuestras fichas técnicas.

©2018, IsoHemp - Natural Building